Como se forja una wedding planner

Si seguimos a este paso, pronto no existirá boda sin la presencia de una wedding planner. Y es que es un fenómeno que está en alza en España. Mucha gente que ha contado con ellas lo dice, más que nada por experiencia, que han tenido una gran ayuda por parte de estas mágicas mujeres que todo lo ven, todo lo hacen.

Lo cierto es que dedicarse a eso puede ser tan satisfactorio como complejo. Hay que tener mucha paciencia y estar preparada psicológicamente. Si  quieres es hacer un buen trabajo y dejar huella en esa boda tendrás que poner mucho de tu parte. En primer lugar tendrás que tener una formación mínima de lo que es ser una wedding planner, y luego saber venderte bien.

Lo que se recomienda es que montes directamente tu propia empresa. El trabajo no tiene ningún misterio pero requerirá seriedad de tu parte. Buen gusto. Buen carácter y que seas resolutiva. Tendrás que resultar indispensable y claro en estos tiempos en que nadie lo es necesitarás hacer el doble de lo que hace la media para de esa forma despertar la atención.

La boda es tu carta de presentación

Recuerda que tu mejor carta de presentación siempre será la boda, aquella en la que estás involucrada porque seguro que alguien preguntará como es que a la novia se le ha ocurrido tantos detalles o como es que todo quedó tan bien. Eso querrá decir que hiciste un buen trabajo.

A eso súmale el trabajo que tendrás que hacer con proveedores que no te conocen de nada. Bueno, es cuestión de empezar por algún lado. Por lo pronto el mejor momento para hacerlo es la boda de una amiga o de una hermana.

Propónselo. Hazlo como parte de un aprendizaje y verás si es que te gusta. Si lo consigues y obtienes un buen resultado ten en cuenta que ya es un primer paso. Todo un avance para darte a conocer. Lo siguiente puede ser el boca oreja. Que te conozcan en tu comunidad.

Tu página web es importante

Crea una página web y si tienes alguna amiga a la que le interesa el tema no dudes un segundo en contar también con ella porque en caso tengas que hacerte cargo de dos bodas las manos te van a faltar. No olvides de ningún detalle a la hora de planificar la boda.

Ten a mano siempre una cámara de fotos porque necesitarás de registrar imágenes porque son las imágenes tu carta de presentación. Inspírate en algunas otras páginas. Y ofrece tus servicios a precios del mercado.

Si tu empresa se consolida tendrás que encargarte de una serie de papeleos pero será secundario teniendo en cuenta lo más importante que te has ganado la confianza de la gente debido a tu prestigio. Y es que de eso se trata de que con tu trabajo adquieras singularidad y que la gente quiera contar contigo. Que te hagas más o menos conocida en este ambiente. No lo dudes. Te contratarán pero tienes que dar un buen servicio.