Menú Cerrar

Nuestro primer encuentro adulto como casados

Y llegó tu noche más esperada…

Es una parte importante pero no por ello te tendrás que presionar o sentir que debes quedar bien con tu novio, al contrario, ten en cuenta que de lo que se trata es de estar tranquilos y que si no quedan demasiadas fuerzas, tampoco pasa nada. Muchas chicas tienden a idealizar este momento de su boda. Lo mejor para que no te decepciones es que seas tú misma. De eso se trata.

Te liberaste del estrés de los preparativos de tu boda  y eso es bueno. Atrás quedaron las épocas en las que andabais esperando vuestro primer encuentro adulto como casados. Ha llegado la fecha del calendario que esperabas y son normales los nervios del día D.

Ya pasó. Ya bebisteis, comisteis, bailasteis hasta las tantas y bueno que tu boda ha sido una noche espectacular que difícilmente olvidarás. No pasa nada si te sientes agotada. No existe un guion establecido. Eso sí, debéis hacer un brindis siempre que haya energía para ello. Lo importante será que os suban a la habitación una botella de champagne bien fría.

Encuentros como casados

Nunca se sabe. Tal vez sois de aquellas parejas que estabas esperando con ansias ese momento, pues adelante pero tener en cuenta que nada tendrá por qué ser obligado en esta noche que ya de por sí es especial.

Si existen todavía ánimos y de los mimos y caricias  queréis pasar a la parte intima lo mejor será  que todo transcurra tranquilo, sin complicaciones ni ganas de innovar para que tu marido vea lo buena que eres en la cama. Y aun cuando sepas hacer lo que le gusta, relájate, pues querer forzar las cosas  puede ser un gran error que te hará pasar tal vez un mal momento.  Ten en cuenta que por delante os quedan muchos días, el viaje que os habéis programado y alguna que otra habitación de hotel.

Tendréis mucho tiempo para estar juntos y  experimentar de los placeres de la carne y pasarlo en grande. Piensa que es tu noche de bodas y el lugar que elegisteis es ideal para descansar.  De lo que se trata es de disfrutar y la mejor forma es saber complacerse mutuamente. Es un momento ideal para conversar, acariciándose, mirándose, para recordar cada detalle y alguna anécdota de lo que sucedió en la ceremonia o la fiesta y por qué no para pensar en lo que les viene en breve que será un viaje inolvidable.

Deja que todo fluya, es una noche destinada a hacer el amor, ya lo sabemos pero no por eso tendrás que sorprender a tu pareja en la cama. El regalo ya os lo habéis hecho que es estar juntos los dos por fin esa noche.

Si el cuerpo lo pide  y ninguno de los dos tiene sueño podéis seguir, hay parejas que guardan energía para ese momento, luego caen exhaustos hasta el día siguiente, el brindis pasa a segundo plano y la botella de Champagne intacta, otros nada más llegar a la habitación caen exhaustos, se quedan dormidos, hay muchos mitos en torno a la noche de bodas y deseos de quedar bien también, sea como fuere, con o sin energía al día siguiente una nueva vida ha comenzado.

Aspectos positivos de una wedding planner

Tener a alguien que te resuelva los problemas de tu boda ya es bastante. Que se encargue de todo y que encaje con el estilo que tú y tu pareja queréis ofrecer a los novios. Te deja tranquila. A tu aire. No se mete en tu vida personal. Únicamente en lo que respecta a las gestiones de boda. La wedding planner es una amiga visible y silenciosa. Siempre estará ahí para lo que haga falta. Para lo que necesites. Sabrá tus horarios de trabajo y que si es viernes y no quieres oír  de trámites no te molestara. Sabrá cuando vendrá mejor mandarte un email o hacerte una llamada. Concretará todo con todos y a ti te irá diciendo lo que hace y tú aprobarás o desaprobarás su gestión, pero ella irá avanzando dado que tiene claro la fecha de boda. Trabajará como si ella misma fuera la novia.

No tener de qué preocuparte será todo un alivio para ti. Lo verás. Atrás quedaron las bodas que estresaban novios y familias. Y eso lo notarás cuando tengas una wedding planner.

Varias opciones entre wedding planners

Podrás elegir entre una y otra opción sin que por ello tengas que sacrificarte llamando a uno y otro lado. Te facilitará todos sus datos y si cuenta con una cartera de proveedores también. Será más fácil todo. Nadie se tendrá que agobiar porque una wedding planner cuenta con un plan B pero también con un plan C y D.

Una wedding planner te puede salvar de muchos apuros. Puede ayudarte incluso a elegir a quien viene bien invitar y a quienes no. Se colará en tu día a día y eso, en los meses previos a tu boda, aunque no lo parezca, será de mucha ayuda para ti y tu novio.

Resolverá hasta el último detalle

Lo bueno es que habrá cosas de las que ni siquiera te enterarás. Ella resolverá hasta el mínimo detalle. No te pondrá pegas a nada y si por algún motivo falla lo que no debería de fallar, ella también estará ahí para resolverlo. En suma la wedding planner te permitirá seguir con tu vida normal. La boda no supondrá ningún tipo de limitación en cuestiones de tiempo ni para ti ni para tu futuro marido. Y si todo sale bien que esa es la idea seguro que hasta la echarás de menos.

Son muchas las circunstancias que han cambiado actualmente en lo relacionado con las bodas. Al margen del tipo de boda que quieras hacer, al margen del presupuesto ten en cuenta que una Wedding planner podrá ser parte de tus ojos para ayudarte a mirar donde por aspectos concernientes al trabajo y al estrés a veces nos cuesta. Para dar con una de ellas, lo mejor será que preguntes a tus conocidos o a quienes se acaban de casar. Pregunta  cómo lo hicieron, seguro te hablarán de ella y aunque tu no recuerdes haberla visto créeles a esa nueva pareja  pues las wedding planner son esas manos invisibles que tanta falta a veces nos hacen.

¿Cómo ser wedding planner?

Como se forja una wedding planner

Si seguimos a este paso, pronto no existirá boda sin la presencia de una wedding planner. Y es que es un fenómeno que está en alza en España. Mucha gente que ha contado con ellas lo dice, más que nada por experiencia, que han tenido una gran ayuda por parte de estas mágicas mujeres que todo lo ven, todo lo hacen.

Lo cierto es que dedicarse a eso puede ser tan satisfactorio como complejo. Hay que tener mucha paciencia y estar preparada psicológicamente. Si  quieres es hacer un buen trabajo y dejar huella en esa boda tendrás que poner mucho de tu parte. En primer lugar tendrás que tener una formación mínima de lo que es ser una wedding planner, y luego saber venderte bien.

Lo que se recomienda es que montes directamente tu propia empresa. El trabajo no tiene ningún misterio pero requerirá seriedad de tu parte. Buen gusto. Buen carácter y que seas resolutiva. Tendrás que resultar indispensable y claro en estos tiempos en que nadie lo es necesitarás hacer el doble de lo que hace la media para de esa forma despertar la atención.

La boda es tu carta de presentación

Recuerda que tu mejor carta de presentación siempre será la boda, aquella en la que estás involucrada porque seguro que alguien preguntará como es que a la novia se le ha ocurrido tantos detalles o como es que todo quedó tan bien. Eso querrá decir que hiciste un buen trabajo.

A eso súmale el trabajo que tendrás que hacer con proveedores que no te conocen de nada. Bueno, es cuestión de empezar por algún lado. Por lo pronto el mejor momento para hacerlo es la boda de una amiga o de una hermana.

Propónselo. Hazlo como parte de un aprendizaje y verás si es que te gusta. Si lo consigues y obtienes un buen resultado ten en cuenta que ya es un primer paso. Todo un avance para darte a conocer. Lo siguiente puede ser el boca oreja. Que te conozcan en tu comunidad.

Tu página web es importante

Crea una página web y si tienes alguna amiga a la que le interesa el tema no dudes un segundo en contar también con ella porque en caso tengas que hacerte cargo de dos bodas las manos te van a faltar. No olvides de ningún detalle a la hora de planificar la boda.

Ten a mano siempre una cámara de fotos porque necesitarás de registrar imágenes porque son las imágenes tu carta de presentación. Inspírate en algunas otras páginas. Y ofrece tus servicios a precios del mercado.

Si tu empresa se consolida tendrás que encargarte de una serie de papeleos pero será secundario teniendo en cuenta lo más importante que te has ganado la confianza de la gente debido a tu prestigio. Y es que de eso se trata de que con tu trabajo adquieras singularidad y que la gente quiera contar contigo. Que te hagas más o menos conocida en este ambiente. No lo dudes. Te contratarán pero tienes que dar un buen servicio.

© 2017 Ignacio Gonzalez. Todos los derechos reservados.